.

CINDAQ se complace en anunciar un nuevo proyecto destinado a mejorar la comprensión y apreciación de la importancia de los cenotes para los mamíferos de la Península de Yucatán.

Para esta línea de base, cámaras de estudio están siendo instalados en las entrada de cenotes remotos donde el vídeo y las imágenes fotográficas esperan catalogar una amplia gama de species animales y captar su frecuencia y actividades durante su visita en los cenotes.

La fase inicial del proyecto se realiza con la colaboración del Profesor Asociado Karl Vernes de la Facultad de Ciencias Ambientales y Rurales de la Universidad de New England, Australia.

Otras cámaras han sido donados por el Dr. Jim Sanderson a través de su asociación Small Cat Conservation Alliance (SCCA).

El Dr. Vernes se especializa en la conservación y la ecología de los mamíferos y ha realizado estudios con cámaras trampa en Australia, Asia y América del Norte.

La fase inicial del estudio es en colaboración con Manuel Orvananos de la Fundación Selva Maya. Los numerosos cenotes de esta reserva y nuestros objetivos comunes de conservación hacen una pareja ideal.

El proyecto se inició la semana pasada con la instalación de 14 cámaras de movimiento activados a la entrada de cenotes remotos con el fin de documentar el alcance y la frecuencia de las especies de mamíferos locales individuales y documentar su actividad.

Estas imágenes iniciales ayudarán a delinear los métodos preferidos, el equipo y los ajustes necesarios para ampliar la vigilancia de referencia a una gama más amplia de cenotes remotos y para definir el alcance y el enfoque de los datos que se capturen.

Como fue el caso del programa de CINDAQ Cave Check, esperamos contar con las personas interesadas, como los propietarios, los espeleólogos de cueva seca y buzos de cuevas subterráneas a "adoptar" las cámaras y ayudar en la gestión de las cámaras. El costo para adopatr una cámara es $290 USD

La instalación y la descarga de las cámaras también se convertirán en una tarea para los buzos GUE que participan en el proyecto científico bianual MCEP. 

Los cenotes más remotos realmente solo pueden ser accesados por buzos expertos.

Es la esperanza de que las imágenes y los datos recolectados proporcionen una base de datos a los que trabajan en la comprensión y conservación los cenotes y las características relacionadas aquí en Quintana Roo.